lunes, 28 de enero de 2013

Raúl Castro no saludó a la reencarnación del neonazismo

Gusanos y vendepatrias mantienen lo contrario. Los pobres... ¿qué otra cosa pueden decir?. Pero las imágenes están ahí y no engañan: La Merkel, fiel a la supuesta "superioridad" de la raza aria, tampoco miró al hondureño Porfirio Lobo, lo cual desmonta la tesis gusana. Lobo, siervo al fin, le dedicó una sonrisa de genuflexo. Raúl estuvo digno y educado dejándola pasar. Nosotros la habríamos mandado al carajo.
 
Merkel tampoco mira nunca cómo malviven sus conciudadanos: 400 euros por trabajar en mini jobs, mil a tiempo completo, jubilados que  emigran a otros países para poder sobrevivir con sus pensiones. El "milagro" alemán de hoy: crear millones de semiesclavos.

En definitiva, nos parece perfecto que, ni siquiera por cuestiones protocolarias, el representante de una democracia popular tenga que saludar a la representante de una dictadura capitalista y neonazi.



7 comentarios:

juanjo dijo...

No creo que se sienta muy aria la tal Merkel,puesto que si es cierto lo que se lee en la red es hija de una judia de Polonia(por lo tanto y segun los judios ortodoxos es judia)la señora Herlind jentzsch.Su padre era un pastor luterano Horst Kasner.Ello no quiere decir,ni mucho menos,que deje de ser racista.Lo que si es verdad es que no para de regalarle a Israel armamento de ultima generacion como son los submarinos invisibles que fabrica.

Anónimo dijo...

Ya podria Raul haber sacado el tema del Leninismo: ¿ha venido a comprar cuerda...?

Anónimo dijo...

La Merkel fue a America a pescar incautos, necesitan invertir los excedentes financieros de las grandes exportaciones y a falta del mercado europeo que se hunde, pues a invertir en latinoamerica, que si no pagan los gringos los obligan en un servicio complementario.

Lo demas quien necesita de ellos.

chugui dijo...

Se acabo el vasallaje hacia los colonialistas europeos,Don Raul Castro le hizo un breve miramiento, la muy petulante al seguir caminando, lo ignora totalmente este igual le corresponde. Que soberbia estos son los lideres de las grandes "democracias" occidentales, si esta es su actitud a nivel de aspectos protocolarios, ¿que harán tras bambalinas a niveles políticos, económicos y militares.

JM Álvarez dijo...

La soberbia se la meten en salva sea la parte. ¿Cuando los racistas imperialistas han ido, como ha sucedido en esta Cumbre, pidiendo a los "inferiores" de América que les permitan invertir en mejores condiciones?

A tragar sapos...

Anónimo dijo...

Si fuera el mafioso Berluscoño (que ahora alaba a Mussolini) diria que se quedaron anonadados ante la presencia de tan inmenso trasero seboso y echaronse a un lado para dejar paso a tal masa amorfa. En cuanto a la Merkel, que se dé con un canto en los dientes, si consiguió plazas geriatricas para los necesitados pensionistas teutones.

Sebastian dijo...

Pues ya saben... los presidentes latinoamericanos que inviertan el tiempo, el dinero y el esfuerzo en su region.

Y luego que apliquen a Europa la logica del capitalismo: que dejen que se hunda Europa entera, y cuando nadie la quiera, que la compren por cuatro duros.

Aunque en verdad ellos no lo harian... no son imperialistas.