jueves, 28 de noviembre de 2013

Para esto eliminan ayuntamientos

Para crear macro ayuntamientos con macro alcaldes que cobran macro sueldos.

El presidente de la comisión gestora de Oza-Cesuras, presentada por Feijóo como paradigma de ahorro, se incrementa su salario un 254% y pasa a cobrar 4.000 euros brutos al mes

La fusión de los ayuntamientos de Oza dos Ríos y Cesuras (que dio como resultante el nuevo municipio Oza-Cesuras) fue empleado como bandera del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que vio en esta unión un ejemplo de "racionalización" y ahorro en tiempos de crisis. El documento que hace ahora más de un año sirvió de base para impulsar dicha unión señalaba que en dietas y sueldos de los concejales, el ayuntamiento resultante ahorraría alrededor de unos 70.000 euros. Aprobados los presupuestos, el presidente de la comisión gestora que gobierna la localidad ha decidido una subida de su propio sueldo y que pasará a cobrar más del triple que como regidor de Oza.

El proyecto de fusión, que pasó por diversos avatares políticos y legales hasta ser finalmente aprobado en el Consello da Xunta del 6 de junio de 2013, dio lugar la una gestora que gobierna el nuevo ayuntamiento hasta las próximas elecciones. Pablo González Cacheiro (PP), antiguo alcalde de Oza, lidera esta gestora mientras que el ex regidor de Cesuras se retiraba de la escena política tras una condena por estafa ocultada, según la versión oficial, para no perjudicar la fusión.

Según denuncia ahora el PSdeG y antes hizo el BNG, el presidente de la comisión gestora de Oza-Cesuras se concedió a sí mismo un incremento "desproporcionado" de su sueldo, al pasar de los 1.100 euros a los 4.000 brutos mensuales, incluidas dos pagas extras. En definitiva, el alcalde pasará a cobrar aproximadamente el triple de lo que percibía como regidor de Oza dos Ríos, algo que justifica por su "productividad", tal y como argumentó después de que la corporación municipal aprobara el presupuesto de este nuevo y fusionado ayuntamiento.

"Es una más de las numerosas mentiras y promesas incumplidas que rodearon el proceso de fusión" entre ambos ayuntamientos, denuncia la portavoz de los socialistas en Cesuras, Pilar Pedreira, que aclara que "uno de los principales argumentos de los defensores de la fusión era el ahorro de entre 50.000 y 70.000 euros anuales en los gastos de la corporación municipa". "En Cesuras, ni el alcalde ni ningún miembro del gobierno local cobraban dedicación, por lo que sólo el nuevo sueldo del presidente de la gestora y la media dedicación concedida a una portavoz del PP supera la cantidad total que se orzamentaba en Cesuras para gastos de los órganos de gobierno", añade.

La oposición censura el gasto de 67.000 euros en órganos de gobierno en el nuevo ayuntamiento y González Cacheiro, ante las críticas de BNG y PSdeG, asegura que "600 euros pueden ser muy caros y tres mil muy baratos, depende del trabajo que se realice". "Este gesto es la clara escenificación de que los beneficios de la fusión no se proyectan sobre los vecinos, sino sobre personas concretas, y los parecen absolutamente desproporcionado e insolidario, en un momento de crisis, que la primera decisión importante que tome este señor sea subirse el sueldo un 254%", insistió Pedreira.

Estefanía Busto (BNG), recién nombrada vocal en la comisión gestora, denuncia que con la fusión el PP "vendió un ahorro que ahora no se percibe". Lo hizo después de que los populares aprobaran en solitario los primeros presupuestos de Oza-Cesuras, de 4,3 millones, unos 900.000 euros más que las cuentas de los dos ayuntamientos juntos.

Nota: Al hacerse público su afán depredador, el señorito se ha bajado el sueldo: en lugar de triplicarlo se lo ha DUPLICADO diciendo "yo defiendo mi sueldo y seguiré haciéndolo". Hay que tener poca vergüenza... Estamos ante un nuevo insulto contra la clase trabajadora ¿Vamos a seguir permitiéndolo?

1 comentario:

Anónimo dijo...

Lo que si no vale nada es el trabajo verdadero.